7 motivos para viajar a la capital de la República Dominicana

La República Dominicana es uno de los destinos favoritos de muchos mochileros. Esta nación es un suculento deleite entre la cultura caribeña y la esencia latina. Santo Domingo, la capital, es un lugar que te atrapa desde que llegas y recorres las primeras calles; un sitio que no deja de sorprenderte con pequeños detalles que convierten a esta ciudad en uno de los lugares más amenos de América.

dominicana.jpg

Llegar a Santo Domingo es sencillo. San José de Costa Rica, Caracas, Madrid, Nueva York, Miami, Ciudad de Panamá y Ciudad de México, son algunas de las ciudades que conectan con vuelo directo a la capital dominicana.

La parte colonial de Santo Domingo es la zona ideal para hospedarse. Las habitaciones de hoteles tipo pensión suelen ser muy cómodas, con buena vista al mar, y a un precio bastante accesible para los mochileros. Lo mejor de esta ubicación es que puedes recorrer todo caminando, conocer muchísimo y ahorrarte los taxis. Desde que empiezas a explorar, hasta que te vayas, el casco antiguo de Santo Domingo te irá seduciendo.

dominicana1

Los caminos empedrados son una invitación tentadora a caminar la ciudad recordando su herencia de la época de la colonia; hay muchas iglesias, de diferentes tamaños y formas de confección. Casi que cada 2 calles te topas con una. Las fachadas conservan su arquitectura colonial intacta pero muy bien remozadas, con aquellos sanjuanes típicos, las rejas de hierro forjado, los faroles salidos hacia la acera, y el colorido de sus paredes que rompe con la monocromía de las construcciones realizadas en piedras o ladrillo.

dominicana7.jpg

Comer en Santo Domingo es todo un disfrute. Los dominicanos tienen muy buena sazón ¡Hay que decirlo! Sus platos tradicionales son generosos y suculentos: el arroz con habichuelas negras; el mangú, elaborado con plátanos hervidos, que luego son majados y salteados con cebollas, salami, queso, y hasta huevos; también se come mofongo, plato puertorriqueño que se hace con plátano verde frito que luego de maja en caldo, ajos y aceite. Las papas fritas coronadas con carne molida, salsa, y abundante queso también se han popularizado como propuesta gastronómica…

En las tiendas especializadas te topas con torcedores de tabaco, que llevan años en ese oficio. Cada torcedor arma más de 250 tabacos por día, y uno pudiese pasar horas observando aquel arte. Parecen una maquina por su agilidad con la chaveta, el corte con la guillotina, la delicadeza con la que prensan y lo rápido que enrollan cada pieza. “Toma, este es el tuyo” en seguida nos ofrecen un tabaco recién armado y un encendedor. Listos para seguir recorriendo calles con el exquisito dejo del humo del tabaco impregnando el olfato.

dominicana2

La vida nocturna nunca acaba. Entre las plazas y callejones de Santo Domingo siempre se encuentran grupos que tocan merengue en la calle. Esto le da un fondo musical muy interesante al viaje. La gente se pone a bailar. El dominicano es alegre, bullicioso, fiestero, le encanta la celebración, y todo eso lo acompaña con el merengue. También se toma cerveza presidente en la calle, en botella de 0,75 lts, ideal para apaciguar el calor y refrescarnos. En los locales nocturnos se complementa la rumba con mucha bachata. Santo domingo parece que nunca duerme.

Otro de los atractivos de la República Dominicana es el ron. En la isla tienen una amplia tradición ronera y elaboran destilados con mucha calidad. Aromas a vainilla, a frutos secos y caramelo se pasean por las copas de ron Barceló y ron Brugal que se sirven en las terrazas callejeras de los restaurantes.

Para disfrutar del mar basta con pasearse por el malecón, y el puerto donde diariamente arriban los cruceros. Pero si se quiere un baño de playa entonces se va a Boca Chica, un balneario muy popular que queda a 30 Km de la capital, y donde se puede pasar un día de playa, sol y arena. Esta playa no tiene el esplendor de las de Punta Cana, pero igual los turistas la disfrutan muchísimo.

dominicana8.jpg

Santo Domingo es uno de esos sitios que brinda mucho que ver, hacer, probar, beber y comer, en un solo lugar y por bajo precio. SI estás buscando un viaje que inspire todos tus sentidos, y que te deje con muchas ganas de volver nuevamente, es hora de que apuntes a la República Dominicana en tu lista de viajes pendientes.

Lee aquí Los motivos por los que un mochilero debe tomar un crucero por el Caribe 

¿A dónde viajan los amantes del ron? 5 destinos para disfrutar al máximo esa bebida

Descubre San José de Costa Rica

Guía para llegar desde Costa Rica a Panamá de forma económica 

 

Anuncios

2 respuestas a “7 motivos para viajar a la capital de la República Dominicana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s