Los Síntomas del viajero moderno

Recuerdo que cuando comencé a viajar, los artículos del síntoma viajero inundaban la red y cada vez que leía alguno sentía una necesidad enorme por emprender camino a destinos nuevos al mismo tiempo que me identificaba con cada uno de ellos.

Cada vez que visito un lugar nuevo, sea dentro o fuera de mi país, despierta en mi una curiosidad que no siento cuando estoy en casa o cuando voy a lugares conocidos. Curiosidad del viajero le llaman algunos.

Esa curiosidad es el primer síntoma y quizás uno de los más importantes. Un viajero al que no se le despierte la curiosidad cuando viaja, es como alguien que vaya a un restaurante y sólo pida un vaso con agua.

Otro gran síntoma es la necesidad de saber más. Los viajeros modernos no nos conformamos con lo que debemos saber cómo mínimo acerca de ese destino que visitaremos. Siempre estamos en busca de más, antes, durante o incluso después del viaje. Hoy en día el internet es nuestra principal herramienta de conocimiento.

Instalamos Apps en nuestro celular que quizás ni lleguemos a utilizar, pero es importante tenerlo a mano. Queremos acceder a mapas, hospedajes, reseñas de lugares en dónde comer y museos a los cuales visitar de forma rápida y eficaz. Pero no nos olvidamos nunca de los locales que siempre están dispuestos a ayudar y son nuestra fuente más confiable de información. No podemos decir que visitamos un lugar si nunca tuvimos contacto con su gente local.

Compartimos con las personas que vamos conociendo durante nuestro viaje, pero al mismo tiempo, no queremos desprendernos de las ya conocidas. Así que publicamos fotos, momentos, vídeos e historias a través de nuestras redes sociales. Hay quienes dirán que se viaja para olvidarse de lo conocido y absorber la energía de lo que estamos conociendo. Hay quienes también dirán que nos olvidemos de estar conectados y vivamos el momento, pero hemos nacido en una era donde queremos compartir el aquí y ahora. Y el cómo hacerlo y desde dónde hacerlo, ya no es un obstáculo.

Luego llega el momento amargo de las despedidas. De alguna u otra manera nos vamos acostumbrando a las personas de paso y a las despedidas que siempre dejan un “nos volveremos a ver”. En algún lado leí que para los viajeros es más fácil desprenderse de las cosas porque no queremos aferrarnos a eso que ya no va a estar físicamente, pero que a la distancia, siempre estará allí.

Cuando llegamos a casa vivimos de recuerdos o fotografías y sentimos siempre una necesidad enorme por regresar a un nuevo viaje. A mi siempre me pasa y este es quizás otro de los síntomas más importantes. También leí que viajar es como una droga y como cualquier otra, requiere un aumento constante de la dosis.

Repetimos un círculo, tal vez vicioso pero muy provechoso. Volvemos a sentir curiosidad y terminamos tiempo después en nuestra casa con miles de fotografías para recordar. El viaje es una escuela en el que el principal método de aprendizaje es la vivencia de momentos. No nos conformamos sino que repetimos.

Y a vos…¿Qué síntoma te da más?

4 thoughts on “Los Síntomas del viajero moderno

  1. Soy amante de las costas, vivo en la ciudad y estar en la playa es mi droga. Cada fin de semana quiero escaparme a una playa nueva, broncearme mas y mas. Casi siempre logro mi objetivo pero cuando paso un fin de semana en la ciudad estoy muy ansioso.

    Cuanta razón tienes en decir que nos despedimos fácilmente de algo que físicamente no esta ahí, pero en la distancia lo estará siempre. Viajar con frecuencia te ayuda a digerir mejor las despedidas.

    Excelente entrada!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s